Barberá tuvo poca fortuna al sufrir diferentes problemas durante el G.P. Pese a que inicialmente Héctor consiguió hacer unos buenos entrenamientos el viernes, en el FP4 y en la clasificación del sábado se le complicaron las cosas debido a unas vibraciones en su moto que no le permitían pilotar con normalidad.

Barberá tuvo poca fortuna al sufrir diferentes problemas durante el G.P. Pese a que inicialmente Héctor consiguió hacer unos buenos entrenamientos el viernes, en el FP4 y en la clasificación del sábado se le complicaron las cosas debido a unas vibraciones en su moto que no le permitían pilotar con normalidad. El sábado, tras los entrenamientos, se decidió que Héctor montaría el propulsor original para la carrera y de esta forma evitar los problemas de vibraciones, pero un sensor impidió que el piloto de Avintia Blusens pudiera tomar la salida desde su posición en la parrilla, al no ponerse la moto en marcha en el tiempo estipulado. Los mecánicos intentaron solucionarlo pero se tomó la decisión de salir con la otra moto desde los boxes. Barberá intentó recuperar el tiempo perdido en la salida para llegar a sus rivales, pero viendo que no podía rodar con normalidad debido a las vibraciones, optó por abandonar.

Héctor Barberá: “Hemos tenido muy mala suerte. Ha sido un G.P. muy complicado por los problemas que hemos sufrido con las vibraciones en la moto con el nuevo motor. Para la carrera, hemos decidido salir con el motor anterior pero ha fallado un sensor y he tenido que salir desde el pit lane de nuevo con la moto del sábado. Lógicamente las vibraciones no habían desaparecido y no he podido finalizar la carrera. Ahora el equipo seguirá trabajando para que podamos utilizar sin problemas el nuevo motor.”

El próximo GP se disputará en el circuito de Sepang, Malasia, los días 11, 12 y 13 de octubre.

Spidi
LS2 – Vertical
Apps Implantadores
Turismo de Castellón – vertical
Avapace
LVD
Holiday Gym
Syan