Complicada carrera de MotoGP tanto para los pilotos como para los equipos, con un inicio lleno de incertidumbre por la lluvia caída durante unos minutos en el comienzo de la prueba. Y otro reto para los pilotos de Avintia Racing en un Gran Premio en el que se ha seguido trabajando en solucionar los problemas de la moto. Héctor Barberá se ha centrado en buscar una buena puesta a punto de las novedades en electrónica que estrenó en el último test de Montmeló, aunque ha encontrado muchas dificultades para lograr el objetivo deseado. Barberá sí que ha podido sacar alguna conclusión positiva de lo sucedido hoy domingo; sobre todo, la mejoría en sus sensaciones sobre mojado respecto a lo que sintió en la moto de 2013, aunque también el haber podido disfrutar en el final de la carrera de un divertido mano a mano con el estadounidense Nicky Hayden. El siguiente paso será ahora el de revisar y estudiar la información recabada en el trabajo con la electrónica para que los ingenieros encargados de la centralita única puedan aportar soluciones de cara a los siguientes Grandes Premios, un paso que Avintia Racing considera fundamental.

Por su parte, Mike di Meglio ha pagado en la carrera una confusión en la elección de las motos de seco y de mojado, lo que ha limitado sus posibilidades de hacer una buena carrera, y de intentar sacar provecho del caos inicial que se ha vivido en MotoGP. No obstante, el piloto francés, al igual que su compañero de equipo, ha tenido buenas sensaciones con la pista completamente mojada, además de que durante los entrenamientos ha conseguido dar un buen paso hacia delante en la puesta a punto que le habría permitido mejorar su rendimiento en carrera (de haber sido esta en seco).

El Mundial vuelve a descansar un fin de semana para recalar en diez días en el circuito de Sachsenring para la disputa del Gran Premio de Alemania.

 

8. Héctor Barberá: 18º

La realidad, pasado el fin de semana, es que estamos muy mal, sobre todo desde el punto de vista electrónico. Hemos tenido muchos problemas. Nos costaba encontrar la puesta a punto antes y ahora que tenemos material más complejo todavía nos cuesta más. Ese es nuestro mayor límite en estos momentos. Intento dar el máximo, aprieto lo que puedo pero no consigo alcanzar mis objetivos. En agua me he llevado una sorpresa positiva. El año pasado íbamos fatal y con esta moto nunca habíamos rodado en agua. Salía el 20 y en agua me he puesto el 14 o el 15. Pero cuando se ha secado la pista hemos vuelto a nuestro sitio. Quedaba mucha carrera y no podía mucho más. Otra cosa positiva es que me lo he podido pasar bien en la carrera, peleando con Hayden. Me pasaba, yo se la devolvía, en la última vuelta nos hemos adelantado tres veces y al final ha entrado él delante. Eso es lo positivo. Lo negativo, lo comentado, que no conseguimos encontrar soluciones con la electrónica”.

Spidi
LS2 – Vertical
Apps Implantadores
Turismo de Castellón – vertical
Avapace
LVD
Holiday Gym
Syan