Los pilotos del equipo Reale Avintia Racing, Héctor Barberá y Loris Baz, ya están de camino a Le Mans, donde tendrá lugar este fin de semana la quinta prueba del Campeonato del Mundo de MotoGP. El Gran Premio de Francia es la carrera de casa de Loris Baz y este año llega dispuesto a dar una alegría a sus seguidores en el mítico circuito galo. En la última carrera en Jerez las cosas no salieron como esperaba, pero en el test dio un paso adelante y llega a tope para darlo todo delante de su público.

Pero aunque Loris corre en casa, su compañero Héctor Barberá también llega a Le Mans con la motivación por las nubes después de un día de test muy positivo en Jerez. Tras cambiar su posición sobre la moto, por fin ha encontrado las sensaciones que le faltaban con el tren delantero de su Ducati Desmosedici GP16, y este fin de semana espera poder confirmar ese buen ‘feeling’ con un gran resultado.

El circuito de 4.185 metros ha sido completamente reasfaltado durante el invierno, por lo tanto, el viernes será un día importante para comprobar el agarre de la nueva superficie de Le Mans y trabajar en la puesta a punto de las motos.

Héctor Barberá

“Llegamos al Gran Premio de Le Mans después de encontrar unas sensaciones muy esperanzadoras en el test de Jerez. El circuito creo que nos puede ir bien y tendremos que ver cómo va el nuevo asfalto. Pero lo más importante es el paso adelante que dimos en cuanto a ‘feeling’ con la moto, y este fin de semana es el momento de darle la vuelta a la tortilla. Las primeras carreras han sido muy difíciles porque no tenía sensaciones con la rueda delantera, pero en Jerez modificamos mucho mi posición encima de la moto y pude empezar a empujar más y a rodar más rápido. Creo que hemos encontrado el camino y en Le Mans tenemos que confirmarlo.”

Spidi
LS2 – Vertical
Apps Implantadores
Turismo de Castellón – vertical
Avapace
LVD
Holiday Gym
Syan