El piloto de Avintia Racing, Héctor Barberá, cambiará el azul por el rojo este fin de semana en Motegi y desde mañana pilotará la Desmosedici GP del lesionado Andrea Iannone en el Ducati Team. Una gran oportunidad para el piloto español y a la vez, un premio al esfuerzo que está realizando esta temporada con el equipo Avintia Racing. Los tres días del Gran Premio de Japón serán además una ocasión de oro para probar la moto que tendrá en el box la próxima temporada.

El puesto de Barberá en Avintia Racing lo ocupará el australiano Mike Jones, que con 22 años debutará en MotoGP en Japón. Jones ganó el campeonato australiano de Superbike en 2015 y esta temporada ha terminado quinto en el Desmo Sport Ducati Team que dirige Troy Bayliss.

Héctor Barberá

“Estoy muy contento porque llevaba muchos años esperando una oportunidad así y este fin de semana se va a hacer realidad. Pero lo primero que quiero hacer es dar las gracias a Avintia, porque han hecho que esto sea posible y en general a todos los patrocinadores del equipo, porque sin su apoyo esto no sería una realidad. Ahora mismo estoy emocionado, muy motivado y con ganas de hacerlo bien. Pero hasta que mañana no me monte en la moto no me lo voy a creer. Ahora mismo estoy haciendo entrevistas y todo lo que conlleva pilotar una moto oficial, pero todavía tengo la sensación de un niño cuando llegan los Reyes Magos, aunque es cierto que cada vez lo veo más real. Seguro que va a ser un fin de semana especial y espero poder sacar lo mejor de mí”.

Spidi
LS2 – Vertical
Apps Implantadores
Turismo de Castellón – vertical
Avapace
LVD
Holiday Gym
Syan