Fin de semana difícil en el pasado GP de San Marino para Héctor Barberá. Tanto el equipo como Héctor llegaban con muchas esperanzas puestas en el nuevo motor de válvulas neumáticas con el que esperaban recortar diferencias y, pese a que el rendimiento parece realmente bueno, la falta de una puesta a punto óptima de la parte ciclo impidió obtener los resultados esperados.

Fin de semana difícil en el pasado GP de San Marino para Héctor Barberá. Tanto el equipo como Héctor llegaban con muchas esperanzas puestas en el nuevo motor de válvulas neumáticas con el que esperaban recortar diferencias y, pese a que el rendimiento parece realmente bueno, la falta de una puesta a punto óptima de la parte ciclo impidió obtener los resultados esperados. Barberá, que tenía a su disposición el nuevo motor, sufrió durante todo el fin de semana de muchísimo chattering. Tanto, que en carrera se vio obligado a retirarse en la vuelta veintidós.

Héctor Barberá: “Definitivamente no ha sido un buen fin de semana. A pesar de haber estrenado el nuevo motor no pudimos obtener ninguna ventaja de ello debido a los problemas que sufrimos con la parte ciclo. Si bien es cierto que el propulsor me gusta y se nota mejor, tanto en aceleración como en velocidad, la presencia de un chattering desmedido nos privó de la posibilidad de lograr un buen resultado. Durante la carrera intenté minimizar el problema probando diferentes maneras de pilotar, pero fue imposible. Cada vez se hizo más difícil la conducción y opté por parar en box para evitar una posible caída. Durante el test de hoy lunes debemos averiguar qué ocurrió.”

El próximo GP se disputará en el circuito de Motorland Aragón, España, los días 27, 28 y 29 de septiembre.

Spidi
LS2 – Vertical
Apps Implantadores
Turismo de Castellón – vertical
Avapace
LVD
Holiday Gym
Syan