El piloto de Avintia Racing, Héctor Barberá ha conseguido un fantástico sexto puesto en una carrera loca que se ha disputado en dos partes. Era la primera vez en 86 años de historia del Dutch TT que se corría en domingo, además de la carrera número 250 de la era MotoGP en el Campeonato del Mundo. Pero más sobre todo será recordada por su desenlace final.

Inicialmente prevista a 26 vueltas, la carrera ha sido detenida por la fuerte lluvia cuando faltaban 12. En esa primera parte las cosas no habían ido demasiado bien para Héctor Barberá y Michele Pirro. El primero estaba 14º cuando han sacado la bandera roja, mientras que Pirro se ha caído, aunque por fortuna ha podido llegar al box.

En la segunda carrera Barberá ha ido cogiendo ritmo poco a poco para terminar sexto por detrás de Andrea Iannone. Con este resultado el piloto de Avintia Racing escala un puesto en la clasificación provisional y, a falta de una carrera para llegar al ecuador del campeonato ocupa la séptima posición. Además sigue siendo la primera Ducati en la general.

Héctor Barberá | P6

“Estoy muy contento porque la primera carrera era un desastre, he decidido montar el neumático trasero duro y no tenía nada de agarre, en la recta iba patinando. Solo con hacer el gesto de entrar en las curvas la moto se cruzaba y la verdad es que lo estaba pasando mal. En la segunda carrera tenía claro que había que montar el blando y ha cambiado por completo el comportamiento de la moto. Pero ha sido tan grande el cambio que he tardado un par de vueltas en reaccionar. Acabar el sexto en un fin de semana tan complicado, con roturas y caídas ha sido una recompensa para todos. Quiero dar una vez más las gracias al equipo porque ha reaccionado muy rápido a todos los problemas que hemos tenido, y me han estado motivando en todo momento.”

Spidi
LS2 – Vertical
Apps Implantadores
Turismo de Castellón – vertical
Avapace
LVD
Holiday Gym
Syan