La lluvia ha vuelto a ser protagonista en los entrenamientos cronometrados para el Gran Premio de Japón hoy en Motegi. Aunque ha caído con menor intensidad que durante el primer día, los entrenamientos libres y clasificatorios se han disputado con el asfalto mojado. Los pilotos del equipo Reale Avintia Racing, Loris Baz y Héctor Barberá, han trabajado duro para mejorar y ambos lo han hecho.

Loris Baz saldrá desde la quinta línea de la parrilla junto con Maverick Viñales y Cal Crutchlow. El francés ha peleado hasta el último momento por entrar en la Q2, pero al final se ha quedado fuera por tan solo 18 milésimas de segundo. Aun así está mucho más contento que el primer día y mañana espera poder dar guerra en la carrera.

El español Héctor Barberá saldrá una línea más atrás y aunque sigue sin tener muy buenas sensaciones en mojado, mañana espera dar otro paso en el warm-up para poder luchar en carrera por un buen resultado.

Héctor Barberá | 1’56.668 | P17

“Está siendo un fin de semana complicado porque en lluvia siempre vamos rápido tanto Loris como yo, pero aquí nos está costando mucho. Yo personalmente tengo un problema y es que cuando voy a entrar en la curva la moto parece que se va cruzar de atrás y sacarme por orejas. Estamos trabajando para resolverlo y hemos mejorado bastante con respecto a ayer. Hemos cargado más peso en la parte delantera de la moto y eso me da más confianza, pero mañana el warm-up será muy importante para mejorar el ritmo de carrera. Parece que mañana la carrera será en agua, salimos en la sexta línea y delante tenemos a un piloto como Viñales que seguro irá hacia arriba, así que el objetivo será salir bien y dar el máximo”.

Spidi
LS2 – Vertical
Apps Implantadores
Tourism Castellon - Vertical
Avapace
LVD
Holiday Gym
syan