El Campeonato del Mundo de MotoGP vuelve a arrancar sus motores este fin de semana en Austria y los pilotos de Avintia Racing, Héctor Barberá y Loris Baz, llegan al circuito de Spielberg dispuestos a luchar por terminar la carrera entre los diez primeros. Austria vuelve al calendario de MotoGP después de casi dos décadas, y lo hace en el Red Bull Ring de Spielberg, un circuito de 4,3 kilómetros compuesto de 10 curvas y, que cuenta con una diferencia de altitud de 65 metros, entre el punto más alto y más bajo. Tras disputar dos días de entrenamientos justo antes de las vacaciones, los pilotos quedaron impresionados con lo rápido que es el trazado. Barberá tuvo unas sensaciones fueron bastante positivas y terminó los test con el cuarto mejor tiempo, solo por detrás de los pilotos de fábrica de Ducati, Andrea Iannone, Andrea Dovizioso y el probador, Casey Stoner. Por eso espera poder estar cerca de los de delante como ya hizo en Alemania.

Héctor Barberá

“Llego a tope después de haber descansado un poco durante las vacaciones. Pero también he seguido entrenando duro para llegar a Austria lo más preparado posible. Creo que el circuito es muy Ducati y, eso sin duda que nos puede beneficiar. También cuando llegan pistas nuevas salimos beneficiados, porque todos parten de cero y mi moto va muy bien. En los entrenamientos que hicimos en Austria terminé cuarto, pero si quitamos a Stoner, habría estado tercero, por eso voy a esta carrera muy motivado. No sé si lo que vimos en los test se mantendrá durante el fin de semana, pero por lo que pudimos ver, las Yamaha sufrieron bastante y las Honda tampoco fueron excesivamente bien. El circuito es muy rápido, si tienes una moto que corre todo es más fácil. Es un circuito de más de cuatro kilómetros con solo ocho curvas, por lo que tiene muchas rectas donde aprovechar la velocidad de la moto. Por eso creo que nos puede ir muy bien este fin de semana”.

Spidi
LS2 – Vertical
Apps Implantadores
Turismo de Castellón – vertical
Avapace
Freak Team
LVD
Holiday Gym